En la oreja

Por: 
Alfredo Sánchez

Tedium Vitaepidió por las buenas al reconocido y querido compositor de la ciudad Alfredo Sánchez, nos entregara una lista de sus discos favoritos. Esto, señores, fue lo que nos mandó.

 

Cosa difícil es que a uno le pidan recomendaciones para iniciar una discoteca (¿o cómo se dice ahora? ¿cedeteca? ¿emepetreseca? ¿ipodteca? ¿fonoteca?) o para conocer un poco más lo que se produce en estos días. Lo escogen a uno porque se supone que sabe de eso, pero la verdad es que cuando me lo dijeron a mÍ no supe bien por dónde empezar. Ha pasado tanta música por mis oídos y mis gustos se han transformando. Por supuesto que algunas cosas con las que empecé en esta aventura me siguen entusiasmando: Los Beatles y Cri Cri, por citar dos casos extremos, pero hay tantas cosas más. Y lo que es peor: la cantidad de lo que se produce hoy es tan abrumadora que tenemos que conformarnos con conocer una mínima parte. Pero en fin, lo intenté y para el presente artículo desempolvé algunas de mis obsesiones sonoras. Sé muy bien que cuando lea este artículo impreso que daré de topes por no haber incluido a tal o cual artista fundamental, pero qué se le va a hacer. De cualquier modo uno siempre tiene la comodina justificación: toda lista es, por definición, incompleta.

Primero que nada debo hacer tres confesiones que me apenan:

1. No estoy tan al tanto como debiera de la música actual. Algunos amigos me acercan discos que los entusiasman y gracias a ellos me entero de algunas cosas que suceden, pero es información incompleta y relativa solamente a algunos géneros.
2. Aunque ocasionalmente escucho la llamada música culta no soy en absoluto alguien autorizado para opinar sobre ella ni mucho menos para recomendar obras o versiones.
3. Es muy poco lo que me entusiasma de la música que se produce en México por estos días.

Habiendo hecho estas confesiones procedo a sugerir algunas cosas que me gustan. Muchas de ellas no son actuales pero me siguen entusiasmando; algunas se refieren a géneros como el jazz, el rock o la mal llamada música del mundo (qué, ¿alguna no lo es?). En general me gustan muchos tipos de música, trato de escuchar un poco de todo y no me considero fanático de ningún género en especial. Eso sí, a veces me cuesta trabajo explicar porqué me gusta determinada música o determinado disco. A veces es por la letra de las canciones —cuando les entiendo—; otras porque me interesan las modulaciones armónicas o los giros melódicos; otras más porque encuentro interesante el ritmo o la atmósfera; las mejores, por supuesto, son aquellas en las que todo se conjuga mágicamente sin que sepa uno cómo ni porqué. ¡Ah!, se me olvidaba otra confesión personal: me cuesta mucho escuchar música mientras hago otra cosa. Por ejemplo, no puedo oír música mientras leo porque no atiendo ni una cosa ni la otra. Para escuchar música debo estar concentrado en ella, atendiéndola sólo a ella. Para mí, es una novia celosa y posesiva…qué lata, ¿no?

Las recomendaciones siguientes están puestas sin un orden especial, como se me fueron ocurriendo. Ojalá las disfruten.

SIGUR ROS. Es un extraño grupo proveniente de Islandia. Su música es muy atmosférica y yo la calificaría de épica, por momentos. Sus canciones están cantadas en una lengua inventada por ellos que en realidad no dice nada. Uno de sus mejores discos se llama ¨()¨, un simple paréntesis. Otro recomendable es el más reciente: Takk.

JEFF BUCKLEY. Por convención lo podríamos ubicar en el rock pero para mí es más que eso. Es —mejor dicho: era, pues murió de manera trágica— un compositor norteamericano de una intensidad muy particular. A pesar de que solía utilizar un formato simple —dos guitarras, bajo, batería y su propia voz— sus canciones eran de una fascinante complejidad. Su obra es breve por su muerte prematura. Grace es su disco más importante, aunque hay también otros grabados en vivo como Mistery White Boy y también hay una antología que incluye algunas primeras grabaciones y rarezas.

ALZHEIMER. Alonso Toro y Paul Desenne son dos músicos venezolanos de formación clásica que editaron un disco delicioso con este nombre. Está basado en música tradicional de Venezuela pero con muchos ingredientes más y, sobre todo, con mucho sentido del humor. La música está increíblemente bien tocada pero uno, al menos yo, no puede dejar de reír con los guiños y ocurrencias que contiene.

MARTIRIO. Es una cantante española que empezó en el rock y que últimamente ha grabado arreglos de canciones populares de América Latina, así como soplas tradicionales españolas arregladas con un toque de jazz. Me parece que lo hace con buen gusto y sobriedad. Me gusta uno llamado Mucho Corazón y otro titulado Coplas de Madrugá.

LENINE. Uno de los mejores compositores actuales de Brasil. Se basa mucho en las tradiciones musicales de nordeste brasileño pero abordadas con una óptica muy contemporánea. Me gustan especialmente sus discos: Falange Canibal, Na Pressao, y hay un DVD muy recomendable de un concierto grabado en París que se llama Lenine InCité. También un concierto acústico grabado para la cadena MTV.

OMAR SOSA. Es un pianista cubano que vive alternativamente entre Barcelona y Estados Unidos. Su música tiene mucho de jazz mezclado de manera muy original con raíces afrocubanas. Tiene muchos discos recomendables, entre ellos. Prietos, otro que se llama Mulatos, un disco de piano solo que se llama A new Life, otro llamado Sentir y otro más titulado Free Roots.

SERÁ UNA NOCHE. Es un proyecto del percusionista argentino Santiago Vázquez, quien retoma el tango tradicional y lo lleva a terrenos contemporáneos. Ha hecho dos discos con este concepto: Será una noche y La Segunda.

RY COODER. Es un guitarrista y compositor que ha compuesto mucha música para cine —París, Texas de Wim Wenders, por ejemplo— pero que se hizo famoso con el disco Buenavista Social Club en el que rescató a algunos músicos cubanos del pasado. Sin embargo el que quiero recomendar es un disco reciente llamado Chavez Ravine donde rescata música chicana de los 50 inspirada en un movimiento social que se dio en California en el barrio de ese nombre cuando fue destruido para que se construyera ahí el estadio de béisbol de los Dodgers.

BILL FRISEL. Otro músico a quien por convención ubicamos en el jazz. Es un guitarrista y compositor finísimo con un sonido único en su instrumento. Tiene muchísimos discos solo y en colaboración con otros. Yo recomiendo Unspeakable y otro que se llama The Intercontinentals. También hay uno doble en vivo que nos muestra sus grandes capacidades como improvisador. Pero eso es sólo el principio porque hay muchísimo por explorar con este músico.

CARLA BLEY. Aunque no le he seguido la pista recientemente, es una de las grandes compositoras del jazz de todos los tiempos. En su música hay aparente simplicidad y humor pero al mismo tiempo mucho rigor. Tiene muchísimos discos pero mi favorito (sin que eso desmerezca a los demás) es Social Studies.

LEONARD COHEN. Es también un clásico, compositor de muchísimas canciones memorables, además de poeta y novelista y poseedor de una de las voces más profundas y originales. Yo recomendaría su disco I´m Your Man, aunque también hay uno grabado en vivo llamado Cohen Live que tiene varios de sus grandes temas.

TOM WAITS. A propósito de voces originales no puede faltar este hombre, un autor absolutamente único. Me parece que la mejor manera de acercarse a su trabajo es mediante la recopilación Beautiful Maladies que reúne canciones de siete de sus mejores discos. Sin embargo, el catálogo es muchísimo más amplio e incluye un álbum triple aparecido en el 2006.

CHARLES MINGUS. Uno de los mejores compositores del jazz es Mingus, de quien hay un buen disco recopilatorio editado por la compañía Rhino y que se llama The very best of Charles Mingus. Muy recomendable aunque, de nuevo, su extenso catálogo depara muchas sorpresas más.

CAFÉ TACUBA. Aquí puede haber polémica porque no a todos les gusta. Es más, hay a quienes incluso les puede chocar este grupo, pero para mi, en conjunto, es el más original de nuestro país. Además hay que poner algo de México en la lista, ¿no? Me gusta porque se enfrentan a la música de manera muy libre, sin restringirse a un sólo género, un poco como lo hacían los Beatles. Yo recomiendo Re y también Cuatro Caminos.

JACO PASTORIUS. Fue un músico que reinventó la manera de tocar el bajo en el jazz, lo convirtió en un instrumento solista y le dio características únicas. Pero también tienen valor como compositor. Hay un disco doble llamado Anthology que recopila lo mejor de su trayectoria con varios de los grupos en que participó.

BOLA DE NIEVE. Esto es bastante viejito pero yo lo sigo disfrutando mucho. Es un pianista y compositor cubano con un sentido del humor envidiable y una manera de tocar impresionante. Cuesta trabajo conseguir sus discos pero valen la pena.

EMIR KUSTURICA. Además de ser director de cine tiene su propia orquesta, la Non Smoking Orchestra que mezcla la música de los balcanes con elementos de rock y otras cosas. Hay un disco reciente que aún no he oído pero que supongo estará muy bien y que fue grabado en vivo en Buenos Aires. Se llama así: Live in Buenos Aires. Hay otro muy bueno que se llama Unza Unza Time.

DULCE PONTES. Es una de las mejores cantantes de Portugal. Tiene una voz espléndida y sus arreglos generalmente son de buen gusto. Es como una versión más internacional del fado, la música tradicional de Portugal. Hay un disco de éxitos (The best of…) pero también otros como Caminhos y O Primero canto.

KEVIN JOHANSEN. Es un músico nacido en Alaska pero de origen argentino. Canta en inglés y español, a veces en la misma canción. Sus letras son muy humorísticas y la música también es muy divertida pero no superficial. Inteligente y disfrutable. Sus discos recientes son City Zen y Sur o No Sur.

RADIOHEAD. Uno de los grupos más originales surgidos en el rock inglés de los últimos tiempos. Es un grupo que experimenta mucho con el sonido y las estructuras musicales y que logra crear ambientes intensos, oscuros pero seductores. Mis discos favoritos son Ok Computer, Kid A, Amnesiac y The Bends.

Esta lista pequeñita es tan sólo una probadita, un primer tímido intento, pero por supuesto que la lista puede —y debe— incrementarse mucho más. ¡Hay tanta música y tan poco tiempo para escucharla! Antes de comenzar a darme topes en la pared por el involuntario olvido de artistas que no deberían faltar en una lista respetable, les digo ¡Salud!

Alfredo Sánchez es compositor, guitarrista, tecladista, periodista cultural y cantante. Fue miembro de los grupos Escalón, Ars Antiqua, El Personal, Jaramar, Andres Haro y Los 7K.

Publicado en la Revista: